Avui: Festa del 25 aniversari d’EUPV

Avui 15 D’ABRIL tens una cita amb el millor ROCK i els VALORS REPUBLICANS!

Et convidem a celebrar dos aniversaris: els 80 ANYS de proclamació de la II REPÚBLICA i les 25 PRIMAVERES de la seua millor representant, ESQUERRA UNIDA DEL PAÍS VALENCIÀ (EUPV).

– MÚSICA: a l’escenari, ‘El último ke zierre’, ‘Benito Kamelas’, ‘Heldar’, ‘Los chikos del maíz’ i ‘Skalissai’.

– PARLAMENTS de la coordinadora general d’EU, MARGA SANZ, i del coordinador general d’Izquierda Unida (IU), CAYO LARA.

– I A MÉS: monòlegs, BATUCADES, sopar de germanor, CORREFOCS, aparadors d’associacions…

La festa és a l’AUDITORI DE LA CASA DE LA CULTURA DE BURJASSOT (València) a partir de les 18.00 hores. ENTRADA GRATUÏTA.

No t’ho penses, la II República i Esquerra Unida estan d’aniversari…

LLIBERTAT, IGUALTAT, FRATERNITAT + bon rock!

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

HORARI D’ACTES:

– 18 horas: Obertura de portes
– 18.30h: Batukada
– 19h: Monòleg-actuació de Toni del Hostal
– 19.30h: Skalissai
– 20.20h: Acte públic de Marga Sanz i Cayo Lara
– 21.20h: Los Chikos del Maíz
– 22.15h: Heldar
– 23.10h: Benito Kamelas
– 00.00h: Correfoc
– 00.20h: El Último Ke Zierre

Intervenciones de Julio Anguita, José Luis Centella i Cayo Lara

“Hay que combatir la crisis combatiendo el sistema”
José Luis Centella, Secretario General del PCE

José Luis Centella, secretario general del PCE, llamó a la movilización. “Tenemos argumentos” dijo, y por eso “hay que pasar de la indignación a la ofensiva” para construir la alternativa. “Estamos ante la ofensiva del capitalismo para imponer una dictadura de los mercados” explicó Centella y para hacerle frente urgió a recuperar los valores de la democracia, y a llevar la economía a la gente. “Economía es lo que nos cuesta el pan, el autobús y la luz” aludiendo a que hay que recuperar el lenguaje porque nos lo van cambiando para que no entendamos. La clave, añadió, “está en la gestión y planificación democrática de la economía”. Centella también explicó la necesidad de recuperar la batalla ideológica, el concepto de ciudadanía y los instrumentos de lucha. “La batalla está en la calle” concluyó, convocando a todos a secundar la gran movilización que se realizará en torno al 20 de marzo.

Convocatoria para la constitución de un Frente Cívico
Julio Anguita, ex coordinador general de IU i ex secretario general del PCE

Julio Anguita propuso la convocatoria de un Frente Cívico plural pero inequívocamente con contenido programático y de transformación, en torno a un decálogo de medidas y un proceso constituyente. Algunas de las medidas del decálogo son igualar la pensión mínima al salario mínimo, anulación inmediata de la ley del pensionazo, perseguir el fraude fiscal con la reforma de sus leyes, la reforma electoral, la banca pública y la nacionalización de las Cajas de Ahorros, la separación total y absoluta entre Iglesia y Estado y la nacionalización de los sectores estratégicos.

“Hay que defender lo público a muerte”
Cayo Lara, coordinador general de IU

Cayo Lara denunció que el gobierno de Zapatero está poniendo en marcha los siete mandamientos de Aznar, de la FAES, la fábrica de ideas del PP, para salvar a España: reforma laboral, pensionazo, nucleares, privatización de las cajas de ahorros, privatización de los servicios públicos, disminución de impuestos para los ricos y reducción de competencias de las autonomías. Izquierda Unida tiene alternativas para una salida social y anticapitalista de la crisis. Cayo presentó algunas de esas propuestas que tienen su epicentro en la creación urgente de empleo, un plan de liquidez para la PYMES y autónomos, reforma de la ley hipotecaria, acabar con el fraude fiscal y la defensa de lo público, entre otras muchas.

Asalto a las pensiones (artículo de Cayo Lara)

El acuerdo sobre la reforma de las pensiones es el mayor ataque económico a las personas asalariadas producido por una sola medida legal en la historia de la democracia. Izquierda Unida presentará una enmienda a la totalidad cuando se concrete como proyecto de ley. Creo que lo democrático sería que cada partido proponga en su programa electoral su modelo de reforma de pensiones y que los ciudadanos puedan debatir y votar en las próximas elecciones generales en función de ello.

Las pensiones son salario diferido, que no se cobra de forma inmediata sino en el momento en el que se deja de trabajar por retiro o por incapacidad laboral. Por tanto, todas las cotizaciones (también las llamadas empresariales) que fundamentan las pensiones son retribuciones de los trabajadores. Son costes laborales.
En el documento del Gobierno titulado “Actualización del Programa de Estabilidad. España.
2009-2013”, se cuantifican con claridad los recortes previstos en las pensiones públicas: “Cada año que se retrase la edad legal de jubilación se reduciría en un punto del PIB el gasto en pensiones; cada año que se amplíe el número de años para el cómputo de la pensión se podría obtener una reducción adicional de 0,2 puntos porcentuales”(pág. 41 del documento). El cálculo es fácil: en total cuatro puntos menos de PIB de gasto en pensiones y, como se trata de salarios diferidos, una pérdida equivalente de participación de las rentas salariales en la renta nacional. Con las estimaciones del propio Gobierno sobre crecimiento del PIB, eso puede representar unos 100.000 millones de euros en 2040 (cuando casi todos los pensionistas estarían sujetos a la reforma).
La cosa no queda ahí. El documento que he citado no hablaba explícitamente de aumento en los años de cotización para obtener el 100% de la pensión. Pero el documento anunciado por el Gobierno sí, y los eleva legalmente de 35 años a 37 o 38 y 6 meses, según los casos. El objetivo es pasar de una edad media real de jubilación de 63,5 años a 65,5. Junto a ello, la combinación del aumento del período de cómputo (que reducirá las bases reguladoras un 8% de media) y de la elevación del tiempo de cotizaciones necesario para cobrar el 100% de la base reguladora (cada pensionista con menos años cotizados que los exigidos descenderá tantos escalones de su base reguladora como meses le falten para ese máximo –a un precio entre 0,21% y 0,18% cada mes–) es demoledora.

La reforma afectará a casi todos los trabajadores actuales, desde quienes cumplan 63 años en 2011, pero el impacto fundamental se dará entre jóvenes y mujeres, los más perjudicados por un sistema productivo de bajas retribuciones y largos períodos de desempleo. Todo ello sin olvidar que los pensionistas actuales tienen congeladas sus pensiones.
Que la negociación haya limitado los daños en algunos colectivos (becarios hasta dos años de cotización, mujeres con dos hijos, profesiones penosas, etc., todo ello pendiente de cómo se concrete) es algo a valorar porque, de otra forma, resultarían aún más perjudicados, pero lo fundamental es que el Gobierno logra su objetivo real: recortar cuatro puntos de PIB el coste de las pensiones. Como el número de pensionistas se habrá duplicado (según las estimaciones del Gobierno) en 2040, la pérdida media de cada pensión será estremecedora.

Ilustración de Iker Ayestarán

Los fines de esta reforma están claros y no tienen nada que ver con la crisis ni con la creación de empleo. El primero, favorecer la implantación de planes privados de pensiones, a cuya rápida implementación ha invitado Rodríguez Zapatero. Son un excelente negocio para los bancos y las aseguradoras y su introducción como fondos complementarios en nuestro sistema público de pensiones significa la desnaturalización del mismo y su transformación en un modelo insolidario de dos velocidades: una, la de la mayoría, con salarios bajos y períodos de desempleo frecuentes, que tendrá pensiones bajas y no podrá contratar ni pagar fondos complementarios, y otra, la de aquellos con altos salarios que sí podrán hacer frente a las cuotas de esos fondos y lograr pensiones suficientes.

El segundo, y aquí viene la alegría de Merkel, Sarkozy y Botín, garantizar que el Estado podrá respaldar la renegociación de la deuda de la banca privada. Los bancos alemanes y franceses podrán cobrar y Botín podrá recapitalizarse. Además, Zapatero ha dejado claro que está dispuesto a llegar hasta donde le exijan. El BOE podrá pasar a llamarse Boletín Oficial del Mercado y llevar como subtítulo “Todo por la Banca”.
La vida media de los pensionistas es sólo de 75 años (datos de la Seguridad Social), aunque la esperanza de vida de toda la población sea, a los 65 años, de 20 años más. No todas las pensiones contributivas tienen que ver con el aumento demográfico (sólo el 59,6% de ellas, según previsiones de la Seguridad Social para 2011). Un ejecutivo de Banca vive diez años más, de media, que la trabajadora que limpia su oficina. Ninguna previsión demográfica es solvente si se hace a más de 10 años.

Sin duda las pensiones públicas pueden ser mejoradas y el sistema reforzado, creando empleo estable y de calidad, favoreciendo la incorporación de la mujer al trabajo asalariado con igualdad de retribución, combatiendo la economía sumergida y el fraude y elevando los salarios, entre otras cosas. IU no comprará los argumentos del Gobierno, que reconducen a aceptar las recetas neoliberales.

Cayo Lara es coordinador federal de Izquierda Unida.

Recolçament de Cayo Lara (IU) contra la pedrera

Membres d’Acció Ecologista Agró pertanyents a la Plataforma cívica “la Vall de Segó, com ara sempre” en contra de la pedrera projectada d’ADIF per a les obres de l’AVE València-Castelló a les Valls (València), es reuniren el passat dissabte 12 de febrer amb Cayo Lara (Coordinador General d’IU) a Vila-real, i li varen explicar tant el problema com possibles solucions i alternatives.

Cayo Lara traslada a Zapatero las recetas de IU para una salida social y de izquierdas a la crisis

El coordinador federal se entrevista durante cerca de 1 hora y media en La Moncloa con el presidente del Gobierno, a quién traslada “la exigencia de IU para que retire el proyecto de reforma regresiva de las pensiones y mantenga la edad de jubilación en 65 años”, y logra su compromiso para estudiar un plan de rehabilitación de viviendas que cree 700.000 empleos.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha trasladado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una batería de propuestas concretas para “abordar una salida alternativa y de izquierdas a la crisis económica, que nada tiene que ver con recortes de derechos sociales ni laborales como los practicados hasta ahora por el Ejecutivo”. Tras la reunión mantenida en el Palacio de La Moncloa, Lara detalló en respuestas a los periodistas que Rodríguez Zapatero le trasladó su compromiso para estudiar su propuesta de un plan de rehabilitación de viviendas que requeriría una inversión pública de cerca de 5.000 millones de euros y que podría crear cerca de 700.000 empleos.

El máximo responsable de IU calificó como “franca y sincera” la entrevista que ambos dirigentes desarrollaron durante poco menos de 1 hora y media, la segunda después de la mantenida en abril de 2009, cuatro meses después de accediera al cargo de coordinador federal.

Este encuentro es consecuencia de la solicitud formal hecha por el propio Lara el pasado mes de agosto y no concretada hasta hoy. Los dos interlocutores expusieron sus puntos de vistas principalmente sobre temas económicos referidos a la crisis y al ‘ajuste duro’ desarrollado desde hace meses por el jefe del Ejecutivo, pero sin poder concretar ninguna coincidencia sobre “la utilidad, la necesidad, ni la irreversibilidad” en las que basa el Gobierno todos los recortes sociales y laborales que está ejecutando.

Cayo Lara entregó a su interlocutor una carpeta con el desarrollo de las principales propuestas concretas elaboradas de Izquierda Unida para afrontar la crisis “la mayoría de ellas vírgenes pese a haberlas planteados en sucesivas ocasiones y ante distintos foros”, señaló. Especificó que el presidente del Gobierno le mostró su interés por el alcances de un plan de rehabilitación de viviendas, que permitiría crear empleo a las pymes y autónomos.

El máximo responsable de IU detalló que “no se trata de otro ‘Plan E’. De él no se beneficiarían las grandes empresas y sí los obreros de la construcción y de todas las empresas que están a su alrededor, hasta poder llegarse a la creación de unos 700.000 puestos de trabajo. No hay que olvidar que cerca de 1,5 millones de los parados actuales provienen de este sector y que se quedaron sin empleo tras el estallido de la ‘burbuja inmobiliaria’”.

Lara explicó a Rodríguez Zapatero que para ponerlo en práctica el Estado debería subvencionar el 25 % de las obras, aportando unos 5.000 millones de euros, mientras que los propietarios de las viviendas aportarían otros 15.000 millones. El Estado recuperaría la práctica totalidad de esta inversión vía cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores, vía impuestos indirectos, mientras que los ayuntamientos se verían favorecidos por los tributos para las licencias de las obras.

El coordinador federal detalló también que el jefe del Ejecutivo “no me ha pedido que nos sumemos al pacto social sobre la reforma de las pensiones. Creo que ya conoce de sobra la posición de Izquierda Unida contraria al mismo”. No obstante, sí fue Lara quien solicitó a Rodríguez Zapatero que valore “retirar el anteproyecto de ley elaborado y que debe enviar al Congreso”. Como hay pocas posibilidades de que esto se produzca, explicó que “IU tratará de modificar y mejorar modestamente a través de sus fuerzas en el Congreso esta restrictiva reforma de las pensiones. Reforma que debería incorporarse al programa electoral de cada partido y llevarse a las elecciones para que los ciudadanos se pronuncien expresamente y voten en función de lo que cada uno defienda”. “Pero ahora no hay discusión posible ni negociación posible. Nuestras ‘líneas rojas’ están en el 65-35-15: 65 años de edad máxima de jubilación, los 35 de cotización para acceder a la pensión máxima y los 15 para obtener la mínima y como periodo de cálculo”.

En tono más coloquial, Cayo Lara explicó a los periodistas que su primera pregunta al presidente -cumpliendo con la petición hecha hace semanas por un joven “seguramente votante del PSOE”- fue “que le pasa a Zapatero”, interrogación que encierra “la frustración y la extrañeza que puede sentir muchos ciudadanos porque nada tienen que ver las políticas que lleva a cabo con las que se comprometió en su investidura”.

Frente a este hecho, el segundo tema sobre el que Lara le insistió durante la reunión fue el que resumió como “trabajo, trabajo, trabajo”. Insistió por ello en la necesidad de que para crear empleo se acometa “una reforma fiscal progresiva para que paguen más quienes más tienen, se aumenten los ingresos del Estado luchando contra el fraude y contra la economía sumergida”.

El dirigente federal de IU propuso también un plan de empleo y formación para los parados de larga duración con retribución de 700 euros netos mensuales y la transformación de las cajas de ahorro en un sistema de Banca Pública.

Preguntado por los informadores sobre el hecho de que desde Moncloa se evitó que los redactores gráficos y cámaras pudieran captar un saludo entre ambos dirigentes, Lara se limitó a señalar que “lo importante de la cita era el contenido, no el continente, y la foto es sólo una foto”.

Por otro lado, Rodríguez Zapatero se interesó por la opinión de Lara sobre las próximas elecciones municipales y autonómicas, a lo que éste respondió augurando que “la sociedad castigará a los ‘barones’ socialistas en comunidades y ayuntamientos, como ya ocurrió en Cataluña, por las políticas de corte neoliberal emprendida por el Gobierno central”. Lara también le recordó a Zapatero el incumplimiento de su compromiso para abordar una reforma de la Ley Electoral que respondiera a la falta de proporcionalidad y fallos democráticos del actual sistema, tras haber pactado PSOE y PP hace unos meses en el Congreso una mini-reforma que no toca ningún punto esencial de la ley.